• 1 enero, 2014
Veterinaria

El sector veterinario es análogo al farmacéutico: un sector fuertemente regulado. Por otro lado el producto final es susceptible de formar parte de la cadena alimentaria humana. Estas características hacen que el control, la calidad y el sistema regulatorio sean de vital importancia.

En el desarrollo de productos veterinarios las sales inorgánicas son elementos esenciales. Su calidad es clave para poder garantizar la excelencia de los productos finales.

Estamos en disposición de poder colaborar en el desarrollo de productos específicos, sean excipientes o principios activos, vigilar y documentar la trazabilidad y cumplir la farmacopea y normativas requeridas.

Estos productos se fabricarán en el futuro siguiendo los criterios GMP.